Hans Asperger

Hans Asperger nació en Austria el 18 de febrero de 1906. Se doctoró en Medicina General en Viena, y con la intención de especializarse en Pediatría, empezó su trabajo en la Clínica Pediátrica Universitaria de Viena, sintiéndose particularmente atraído por la práctica de la Pedagogía Curativa que se venía desarrollando en esta institución desde 1918.

 

Asperger identificó un patrón de comportamiento y habilidades que se repetía entre sus pequeños pacientes, predominando entre los varones. Este patrón incluía “ausencia de empatía, reducida habilidad para las relaciones sociales, conversaciones solitarias, un profundo arraigo a un interés especial y movimientos torpes”. Asperger llamaba a sus pacientes pequeños profesores debido a sus extensos conocimientos sobre un tema de interés particular. Publicó la primera definición del Síndrome de Asperger en 1944, bajo la denominación de “psicopatía autística”.

Desgraciadamente, Asperger falleció antes de que la definición de este patrón fuera reconocida. Debido a que su trabajo se hallaba redactado mayormente en alemán y con el estallido de la Segunda Guerra Mundial, sus trabajos cayeron en el olvido. No fue hasta los años 80 que la investigadora británica Lorna Wing recuperó el trabajo realizado por Asperger, siendo la primera en denominarlo Síndrome de Asperger. Su artículo, titulado “El Síndrome de Asperger: un retrato clínico”, fue publicado en 1981 y desafió al modelo de autismo previamente aceptado que Leo Kanner había presentado en 1943.

El año 2006, coincidiendo con el primer centenario de Hans Asperger, fue declarado como “Año Internacional del Síndrome de Asperger”.

El 18 de Febrero, coincidiendo con su fecha de nacimiento, se celebra el Día Internacional del Síndrome de Asperger, una jornada en la que se organizan distintas actividades para dar a conocer entre la población, este trastorno tan desconocido y fomentar la tolerancia y compresión hacia este colectivo.