Dificultades en la infancia, adolescencia y en la edad madura

Dificultades en la infancia y en la etapa adolescente

  • Inmadurez emocional.
  • Reacciones emocionales desproporcionadas y poco ajustadas a las situaciones.
  • Intereses inmaduros y poco acordes con la edad.
  • Mayor conciencia de diferencia y soledad.
  • Sentimientos de incomprensión y soledad.
  • Vulnerabilidad a alteraciones psicológicas como la depresión, la ansiedad y el estrés.
  • Descuido de la higiene y el cuidado personal (si bien algunos desarrollan rituales obsesivos en relación con la higiene).
  • Aumento de las obsesiones y los rituales de pensamiento.
  • Dificultades académicas (lentitud, problemas de adaptación a los cambios de horarios, profesores, aulas, etc.; torpeza para elaborar planes de estudios y secuenciar tareas; desmotivación; dificultades para captar la idea principal de un texto y seleccionar información relevante).

Dificultades propias de la edad adulta

  • Dificultades de relación social, problemas para tener amigos o profundizar en las relaciones, poco éxito en sus intentos de entablar amistad.
  • Dificultades para el trabajo en equipo, para comprender el mundo mental de los otros y el propio, incapacidad para entender claves sociales que le ayuden a regular su conducta.
  • Problemas para detectar emociones y sentimientos ajenos y dificultad para expresar los suyos propios.
  • Rituales o esterotipias motoras que se desencadenan en situaciones concretas y escapan a su control.
  • Autoestima y autoconceptos ambiguos que pueden ir acompañados de sentimientos de superioridad o bien ideas excesivamente negativas centradas en el desconocimiento de sus capacidades.
  • Incapacidad para planificar y organizar su futuro en base a proyectos realistas.
  • Ansiedad y depresión.
  • Problemas para tomar decisiones.
  • Dificultades para manejar relaciones de pareja.
  • Dificultades atencionales que se pueden reflejar en el entorno laboral.
  • Problemas en las entrevistas de trabajo.