Manifiesto Plataforma BIEN COMÚN

PLATAFORMA “BIEN COMÚN”

          Badajoz,   26 01 2019

MANIFIESTO

 

Hemos comenzado la andadura de la Plataforma “Bien Común” hace dos meses. El nombre hace alusión directa a lo que somos: un conjunto de más de una veintena de asociaciones que procura el bien común de nuestros asociados, beneficiarios y la sociedad en general.

Las asociaciones integrantes representan y dan cobertura a unos cuantos miles de afectados y familias. Nuestros ámbitos de actuación son el sanitario, el social, del cultural, el ambiental, y en general todos los que generen una mejora de la calidad de vida de las personas y un beneficio para ellas y su entorno.

Somos una entidad con vocación de unidad de acción y cohesión de entidades del Tercer Sector, equitativa, integradora, apolítica, aconfesional, no jerarquizada y transparente.

¿Qué queremos?

  • En primer lugar. Un apoyo más manifiesto y decidido, con más recursos y voluntad de las instituciones y administraciones. Queremos contar y que cuenten con nosotros de manera continua y apreciando nuestra labor.
  • Queremos que las administraciones local, provincial y regional, organismos y entidades tanto públicos como privados nos faciliten la consecución de financiación, ayudas y subvenciones, a través de aportaciones del IRPF, presupuestos, créditos y fondos, para poder desarrollar la actividad de nuestras asociaciones y poder mejorar nuestras prestaciones y servicios a la comunidad.
  • Queremos convenios de colaboración con las administraciones, para llevar a cabo proyectos de ayuda a toda la sociedad, llegando allí donde podemos hacer falta, a población desfavorecida, con poca capacidad de movilidad, a núcleos poblacionales más pequeños, con menos recursos o con elevado porcentaje de personas mayores y a los que es necesario atender, a zonas marginadas o desfavorecidas y allí donde podamos hacer falta.
  • Nos hemos concentrado aquí, en las puertas del edificio del antiguo IFEBA, porque al menos necesitamos un espacio del que muchas asociaciones carecemos. Necesitamos unas herramientas o medios mínimos. Con esta labor social se presta un ahorro a las administraciones. Además, las asociaciones debemos realizar frecuentemente esfuerzos económicos, o reunirnos en cualquier lugar sin condiciones para desarrollar nuestros fines. Necesitamos salas, despachos, ordenadores, mobiliario, zonas de reunión, de actividad terapéutica, de conferencias, de tratamiento.
  • Eso nos daría, además, mayor visibilidad y reconocimiento, aumentando nuestra presencia y promoción en la sociedad.

¿Por qué creemos que un lugar como el antiguo IFEBA es el mejor para la Plataforma Bien Común y las asociaciones?

  • Tiene un espacio y dimensiones suficientes. Está bien situado y comunicado. Es accesible para personas de movilidad reducida, amplio y con aparcamiento, y en un lugar estratégico, cerca del Hospital Universitario con el que muchas asociaciones socio sanitarias interaccionan frecuentemente, abarcando un gran número de patologías.
  • Creemos que es un gran edificio de Badajoz infrautilizado, que se ha ido deteriorando sin necesidad, y al que nuestra plataforma puede dar vida y contribuir a su mejora. Lleva 12 años para usos más propios de nave o almacén, cuando ofrece una espacialidad muy significativa, que nos permitiría a las asociaciones compartir recursos, optimizar medios y servicios, trabajar en espacios comunes… En ese sentido las asociaciones hemos sido siempre muy eficientes, con pocos medios hemos ofrecido mucha ayuda.
  • Con este edificio, compartiríamos recursos, se crearían sinergias entre nosotros, se crearían nuevas dinámicas de trabajo, compartiríamos espacios para terapias o reuniones y mantendríamos vivo este equipamiento, que en su día supuso una gran inversión económica como para permitirnos desaprovecharlo.

Queremos terminar este manifiesto con un llamamiento a la reflexión: entidades internacionales han cuantificado económicamente los servicios que prestan las asociaciones a la sociedad, y las cantidades resultantes son inasumibles para las administraciones.

Pensad en la cantidad de asociaciones que representamos, y en los servicios que prestamos a la sociedad. En épocas de crisis o recesión, las asociaciones con fines sociales o humanitarias han dado cobertura a las necesidades más básicas. En los hospitales, colegios, familias o barrios se valora nuestra actividad, resulta necesaria. Imaginad que no existIéramos. Pensad en lo barato que le salimos a las administraciones para la labor que desarrollamos. Suponed valores que no se cuantifican, pero que se trasmiten: empatía, cariño, escucha, esperanza, salud, tiempo, dedicación, seguridad. Pensad ahora en lo más tangible, en la labor de trabajadores sociales, fisioterapeutas, neuropsicólogos, logopedas, rehabilitadores, cuidadores, monitores, entrenadores, pedagogos, administrativos, médicos, voluntarios, etc., que dedican su tiempo y su esfuerzo a personas que sufren enfermedades, síndromes, dolencias, necesidades o soledad.

Pensad en nuestra labor por parte de tantas personas, y en tantos miles de asociados que ven mejorar su vida.

No tenemos a ningún partido detrás, a ningún grupo de poder detrás, somos ciudadanos que por libre voluntad nos asociamos por un motivo que consideramos necesario, justo o de interés, y queremos ser oídos por la sociedad, contar con más medios y que sepan que siempre estamos ahí.

La Plataforma Bien Común va a aunar esfuerzos para perseguir y lograr los medios que nos permita atender en óptimas condiciones a nuestros beneficiarios.